Las entidades de Banca Ética son un claro ejemplo a la hora de apoyar todas las iniciativas que toman como fuente de financiación el método conocido como Crowdfunding. El último ejemplo que está llamando la atención es el conocido como Screenly; una plataforma de cine bajo demanda en las salas. Se ha manifestado públicamente el gran éxito obtenido en la primera campaña de ampliación de capital. Así, han sido 40 inversores de carácter privado los que han llegado a la extraordinaria cantidad de los cien mil euros; este objetivo se fijó a finales del pasado mes de diciembre cuando se dio a conocer la campaña en una plataforma de financiación La Bolsa Social, que se caracteriza por su participación.

El plazo finaliza el 15 de marzo del presente año y cualquiera puede continuar realizando aportaciones con una inversión mínima de 500 euros; hasta que se consiga llegar al 120 por cien del fin planteado en un principio.

En dos años que se está llevando a cabo este tipo de actividad se ha logrado estar presente en un total de cuatrocientas salas y ochenta cines; distribuidas por toda la geografía del territorio español; realizando más de ciento cincuenta eventos en los que se han puesto a la venta más de veinticinco mil entradas; llegando a conseguir una media del 73% de los aforos. La plataforma La Bolsa Social es la encargada de recoger las aportaciones que se depositan en la entidad de Banca Ética Triodos Bank, que da muchas facilidades a la hora de no cobrar ningún tipo de comisión abusiva que merme los ingresos de la iniciativa.

Como se puede comprobar, en todo proyecto social la Banca Ética siempre se encuentra presente de manera activa, y con el paso del tiempo se está comprobando que le está ganando a pasos agigantados a la banca tradicional.

Share This