Existe en Kenia una institución denominada Kenya Women Microfinance Bank, relacionada con el mundo de las microfinanzas, la cual fue fundada en el año 1981 por un pequeño grupo de mujeres con el fin de ofrecer productos de ahorro y servicios a cerca de medio millón de féminas keniatas.

La filosofía de actuación consiste en fomentar el empoderamiento de las mujeres tratando de asegurar el acceso al capital que desde OikoCredit se ha puesto a disposición si se asocian a la entidad (viene realizando esta acción desde al año 2010).

Con este sistema de micro-finanzas, se está consiguiendo aumentar las capacidades de las mujeres, a la vez que ayuda a tomar decisiones que les permitan ser más suficientes por sí mismas. Además, con el añadido de contribuir decididamente a la reducción de la pobreza, a la sostenibilidad financiera, al empoderamiento político social y a un mejor bienestar de la mujer.

Con el paso de los años se ha conseguido demostrar que este tipo de préstamos se pueden utilizar en una amplia variedad de formas; sirva de ejemplo una mujer que recibió financiación para poner en marcha un proyecto de invernaderos y un depósito de agua para expandir su granja; mientras que a otro se le dotó económicamente para mejorar la educación de su hija de cara a poder pasar al segundo ciclo de secundaria y así comenzar el camino hacia los estudios universitarios (de tan difícil acceso en ese país para el sexo femenino).

Desde esta perspectiva, está demostrado que este tipo de ayuda económica está proporcionando que la mujer en Kenia logre empoderarse y emprender distintas acciones que les van a permitir poder salir adelante, a la vez que contribuyen activamente en el desarrollo del país.

OikoCredit, en su afán por contribuir al desarrollo de estas naciones, no duda en poner toda su maquinaria en marcha para mejorar la calidad de vida de las mujeres.

Share This