Fiare Banca Ética sigue creciendo en España

Fiare Banca Ética sigue creciendo en España

La expansión de la Banca Ética es un hecho ya consolidado en España y el resto del continente, y un claro ejemplo lo representa la entidad Fiare. Así, en datos aprobados en el Consejo de Administración celebrado el 9 de febrero, se dio a conocer que desde septiembre del pasado año hasta el 31 de enero de 2017, se han incorporado a la entidad un total de 20 instituciones y 334 personas físicas.

Así, algunas de ellas son Solidaridad Internacional de Galicia, Asociación Hega, Som Energía, y la Asociación REAS, entre otras organizaciones que se han ido uniendo en este prometedor proyecto.

Dentro de las administraciones públicas, la última en formar parte ha sido el Ayuntamiento de Barcelona, que se une a un nutrido grupo entre los que destacan: Rentería, Donostia, Hernani, Azpeita, Ordizia, Oñati, Berriozar, Buerlada, Villalba, Ansoain, Prat de Llobregat, Cambrils, Sabadello, Rivas – Vaciamadrid, entre otras muchas.

Con esta afiliación de las administraciones públicas, se pone de manifiesto el compromiso de la sociedad con la Banca Ética, que trata de impulsar una mediación financiera que se basa fundamentalmente en valores como la solidaridad, responsabilidad o respeto por el entorno.

Toda aquella persona que tenga la condición de accionista y participe en el capital social de esta entidad, va a permitir formar parte en un programa muy interesante de democracia económica.
Además, cabe señalar que en Fiare cada persona que tenga la condición de socia tiene el derecho a expresar sus ideas y ser portavoz de las necesidades que presente la comunidad en la que se encuentre, a través de los distintos eventos que se organizan a lo largo del año.

Por tanto, no es de extrañar esta expansión en la sociedad, pues el mundo poco a poco se va volviendo más solidario y los valores cada vez más están primando en el sector financiero.

¿Cómo transformar energía solar en electricidad sin contaminar?

¿Cómo transformar energía solar en electricidad sin contaminar?

A la hora de responder a la pregunta del título de este artículo, podemos optar por dos alternativas:

La primera consiste en la conocida como energía solar fotovoltaica, formada por una o varías láminas integradas por materiales que se caracterizan por ser conductores con silicio y recubiertos de vidrio. La energía que se genera puede tomar dos caminos, bien almacenarse en baterías, o la incorporación inmediata a la red eléctrica. Estas plantas fotovoltaicas están capacitadas para producir energía tanto con cielos nublados como a pleno sol. A finales del año pasado, la entidad de Banca Ética Triodos Bank concedió más de 200 préstamos para este tipo de instalaciones que eran capaces de generar hasta 133 MW de potencia.

La segunda opción trata de aprovechar la energía que se obtiene del sol en generar electricidad a través de la termosolar de concentración. Se trata de una tecnología más tradicional que fabrica la corriente a través de turbinas. Así, la radiación del sol calienta aceites, aguas o sales, y con el vapor de agua producido se comienzan a mover las turbinas. Lo que a diferencia de la anterior, estos sistemas necesitan radiación directa, ya que en días nublados su rendimiento puede llegar a ser nulo.

Triodos Bank se ha especializado en la financiación de este tipo de proyectos desde el año 1986; con un apoyo económico firme y decidido que no sólo se queda en la energía solar, sino que también llega hasta programas de eficiencia energética, la biomasa y la tecnología del medio ambiente.

El total de iniciativas del departamento de energías renovables apoyadas por la entidad durante 2016, fue suficiente para un total de 1,2 millones de hogares del continente europeo en los doce meses. Datos que vienen a demostrar que si se invierte más en esta tecnología, el medio ambiente y la calidad de vida mejorarían considerablemente.

Una gran iniciativa en la recuperación de residuos en Madrid

Una gran iniciativa en la recuperación de residuos en Madrid

La cooperativa social Recumadrid, tiene como fin el reciclaje y la reutilización de distintos tipos de residuos como el textil, calzado, ropa que se encuentre en desuso o bien la del reciclaje, recuperación y posterior puesta en venta de muebles, electrodomésticos y textil.

Esta entidad no tiene ningún ánimo de lucro, y su origen data de un grupo de personas que se dedicaban profesionalmente a la rama social, el medio ambiente y la cultura. Hoy en día trabajan en distintos programas con el objetivo de mejorar la calidad de vida y el bienestar personal de los ciudadanos más vulnerables y desfavorecidos. En concreto, todo lo relacionado con la inserción laboral y social de las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social.

Con la recaudación por toda la recuperación de los distintos materiales y el reciclado, se hace frente al pago de la nómina, seguros sociales y aquellos componentes que hacen falta para la creación de los puestos de trabajo y la mejora del medio ambiente. Todo esto es porque con estas medidas se favorece la reutilización, evitando que los materiales terminen en un vertedero.

Los trabajadores de Recumadrid son personas que tienen escasa cualificación profesional, cultural o social; en definitiva, son ciudadanos considerados de difícil empleabilidad o directamente inempleables.

Además, con el añadido de contar con convenios de colaboración en centros de rehabilitación laboral pertenecientes a la comunidad autónoma para que realicen las prácticas laborales en esta organización, a la vez que participan en las distintas redes de la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AEREES), o la Unión de Cooperativas de Trabajo de Madrid, y la entidad de Banca Ética Coop 57.

Recumadrid es un magnífico ejemplo de cómo una organización de éstas características es sostenible y además, contribuye a insertar laboralmente a personas en riesgo de exclusión social.

Triodos Bank apuesta por el cambio de modelo turístico

Triodos Bank apuesta por el cambio de modelo turístico

La entidad de Banca Ética Triodos Bank, ha incluido en su actividad habitual y que la diferencia de la banca tradicional, utilizar el capital de los usuarios solamente para aquellas iniciativas que tengan un impacto positivo sobre la sociedad, como puede ser el caso del conocido turismo sostenible.

Este sector de industria recibe de esta institución apoyo financiero para tratar de fomentar un nuevo modelo de desarrollo de turismo, en el que intentan avanzar hacia una alternativa más sostenible y que no dañe tanto el medio ambiente. Todas estas aportaciones son posibles gracias al respaldo de los socios, socias y personas que contribuyen económicamente apostando por la Banca Ética.

Triodos Bank tiene en su filosofía de actuación, que el tiempo que se emplea en ocio viene a ser importante tanto para el bienestar personal, social con la interacción con otras personas y hacia el medio ambiente que nos rodea. Por eso, a lo largo de todo el año, se encarga de promover distintas iniciativas de ocio y turismo sostenible como recurso para el desarrollo de la persona, la diversidad en la cultura y la contribución a las economías locales, tanto en ciudades como en las zonas más rurales.

A través del desarrollo de la persona y de su interacción con la naturaleza, Triodos Bank apoya firmemente las alternativas que combinan la diversión con el respeto al medio ambiente, y la difusión de otros valores tan importantes para el buen vivir (el respeto, la participación intercultural y la convivencia…).

El apoyo de Triodos Bank no es nuevo en esta materia, sino que lleva más de treinta años en esta línea del fomento de valores, con una gama de productos especializados, y una calidad en el servicio que además, cuenta con el añadido de ofrecer condiciones muy competitivas en el mercado.

La Banca Ética, por la Igualdad de Género

La Banca Ética, por la Igualdad de Género

Desde sus orígenes, la Banca Ética ha tratado de apostar por dar mucha importancia a los aspectos relacionados con los valores y la moral. Con el paso del tiempo, se ha ido observando que nos encontramos en el momento ideal por la repercusión que está teniendo su implantación en el mercado, fomentando todo tipo de prácticas que vengan a suponer un mayor nivel de concienciación de la importancia de la igualdad en la sociedad en la que convivimos.

En los últimos tiempos se está intensificando en entidades como Fiare Banca Ética, sobre todo en este tema, y desde la dirección se han iniciado debates con los socios y socias, trabajadores y trabajadoras para tratar de estimular una profundización por parte del Comité Ético.

De hecho, existe la idea de que tener mujeres en puestos de mando no significa aplicar cambios en los procesos operativos del banco. Se apuesta firme y decididamente por una voluntad operativa para prestar una mayor atención a la igualdad de género y a las diferencias que hoy en día tristemente siguen existiendo.

Por eso, se está intentado concienciar a miles de hombres para que comprendan la importancia que tiene poner en práctica políticas de género respetuosas con las oportunidades para todos y todas. Y que no existan diferencias en tener a mujeres en puestos directivos de mando, empoderadas y con la capacidad de aplicar un cambio al sistema bancario o a cualquier otro ámbito de la vida diaria.

Desde la Banca Ética se cuenta desde sus inicios con todo el potencial necesario para marcar la diferencia en este tema de igualdad de género, pues lo ha tenido siempre muy presente desde los orígenes, a través de una manera de gestionar diferente a las finanzas, en un mundo que siempre ha estado controlado por el sector masculino.